viernes, 8 de enero de 2016

12 DE OCTUBRE, DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA


12 DE OCTUBRE, DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA


Durante 500 años en el mundo, el 12 de Octubre de cada año se celebraba “el día de la raza” y se homenajeaba a Cristóbal Colón por haber traído la civilización al continente, hoy denominado “americano”. Sin embargo en su permanente reflexión el movimiento indígena originario a partir de 1992, hace escuchar su voz de manera formal para cuestionar esta fecha cívica y su denominación, luego de que España quiso “celebrar” a lo grande los 500 años de su (para ellos) gran hazaña. Algunos indígenas complacientes que fueron a debatir en España, sugirieron que en lugar del día de la raza, debía llamarse “día del encuentro de dos mundos”, pero éste es un planteamiento que muchos no aceptamos pues no responde a lo que realmente ocurrió en dicha fecha.   


Para nosotros no hubo ningún encuentro, porque para ser un encuentro debía haberse realizado en armonía, con respeto y con un espíritu de intercambio. Sin embargo ya sabemos que no fue así, por el contrario, lo que se produjo fue una invasión a pueblos pacíficos, en los que se quiso imponer no sólo una nueva forma de vida, un nuevo idioma y hasta una religión que rompía con nuestras creencias e instituciones; se produjo además un saqueo de nuestras tierras, de nuestras riquezas, se robaron a las mujeres y nuestra libertad. Este grupo de europeos cometió uno de los más grandes genocidios de la historia y creemos importante seguir reflexionando cada año sobre este tema, no por una cuestión de resentimiento o de venganza, sino porque todavía no está del todo resuelto. Mucha gente piensa que no pasó nada, o piensa que fue un proceso necesario. En muchas escuelas todavía no se cuenta cómo fueron las cosas exactamente y peor aún se enseña que ese proceso nos trajo la “civilización”, por lo tanto todavía no hay una conciencia en el continente acerca de nuestra historia, y prácticas como la exclusión y el racismo, todavía están presentes. 

Es por eso que tenemos la responsabilidad de seguir motivando el debate respecto a este tema y sobre todo contando la verdad, ya que pocos saben que Cristóbal Colón no fue el primer extranjero en llegar a nuestro continente; que nuestros pueblos siempre mantuvieron contacto con pueblos de todo el mundo, haciendo intercambios y complementándose pero de manera pacífica. 

Quienes migramos del campo, ya nos acostumbramos a cómo se viste en la ciudad, hemos aprendido a hablar el castellano y hemos aprendido también de las costumbres de esta sociedad moderna, pero mantenemos nuestra identidad y esa riqueza que nos dejaron nuestros ancestros, en principios y en valores. Y aunque nuestra apariencia se ha transformado, nuestra esencia es la misma; seguimos siendo indígenas. Sin embargo mucha gente ya se cree mestiza y no se acuerda que sus padres o abuelos eran indígenas y menos los hijos y nietos están conscientes de esa realidad, pues ya entraron en ese proceso de occidentalización, que ha logrado convencerles de que en el pasado no hubo nada bueno. 

Esta fiesta conmemorativa se mantiene en general, aunque muchos países le han dado otros nombres, como Día de la Hispanidad, en España, o Día del Respeto a la Diversidad Cultural, en Argentina, o Día de la Resistencia Indígena, en Venezuela. Sin embargo más allá de cómo se denomine esta fecha, debemos reflexionar respecto de cuál es nuestro horizonte, hacia dónde vamos. Nuestros abuelos nos enseñaron que no se puede caminar sin tener claro, quiénes somos y de dónde venimos, porque siempre habrá un vacío en el corazón, hasta que en algún momento emerja ese llamado para reconciliarse con los ancestros. 

En este proceso de cambio en el que estamos honrando a nuestros ancestros, la mejor forma de hacerlo es continuar con la reconstitución de nuestra identidad y de nuestras instituciones; con la reconstitución de las naciones ancestrales. Pese a toda la arremetida que sufrimos las culturas ancestrales no sólo del continente sino de todo el mundo, estamos aquí y siempre estaremos aquí, porque somos los árboles, somos los ríos, somos las montañas, somos el altiplano, somos la selva, somos la costa, somos “indios”. Porque somos Pachamama y éste es el tiempo de la Pachamama.


Por Fernando Huanacuni Mamani, es aymara. Miembro de la Comunidad Sariri.





No hay comentarios:

Publicar un comentario